Un juego de ping-pong para encontrar trabajo, la operación lúdica de Pole emploi

AFP

Protestas en Irán: más de 75 muertos en 10 días según una ONG

Más de 75 personas han muerto en Irán en la represión de las protestas desatadas hace 11 días por la muerte de una mujer bajo custodia policial, según una ONG, y los países occidentales piden a Teherán que detenga el uso de la fuerza. Las autoridades iraníes, por su parte, adelantan 41 muertos, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad. También anunciaron la detención de más de 1.200 manifestantes. Activistas, abogados y periodistas también fueron arrestados según las ONG. Las protestas, que se reanudaron el lunes por la noche, estallaron el 16 de septiembre tras la muerte en el hospital de la joven iraní de 22 años Mahsa Amini, detenida tres días antes en Teherán por violar un estricto código de vestimenta para las mujeres en la República. Islam de Irán. Según la ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Oslo, “al menos 76 personas murieron en las manifestaciones”, incluidas “seis mujeres y cuatro niños”, en 14 provincias del país. El IHR afirmó haber obtenido “videos y certificados de defunción que confirman que se disparó munición real contra los manifestantes”. Desde la muerte de Mahsa Amini, los iraníes se han manifestado todas las noches en Teherán y en otras partes del país. – Fotos de la guía arrancadas – Muchos policías con cascos y armados con palos tomaron posiciones para tratar de impedir las concentraciones. Algunos manifestantes lanzan desde los techos de los edificios consignas antigubernamentales intercaladas con “Mujer, Vida y Libertad”, dice Ali, habitante de la capital. El lunes por la noche, las protestas estuvieron marcadas por las mismas consignas de “Muerte al dictador” en la capital y en otras ciudades, según testigos. En Sanandaj, capital de la provincia de Kurdistán (noroeste), de donde es originaria Mahsa Amini, las mujeres se subieron a los techos de los automóviles y se quitaron los velos, según imágenes publicadas por IHR. No se veía ninguna fuerza policial en las imágenes. En Tabriz (noroeste), policías disparando gases lacrimógenos contra los manifestantes aparecen en un vídeo difundido por el IHR, donde también se escuchan disparos. Videos recientes de las protestas publicados por AFP mostraban a la policía antidisturbios golpeando a los manifestantes con porras y estudiantes rompiendo grandes fotografías del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, y su predecesor, el padre fundador, el ayatolá Jomeini. de la República Islámica. Y según grupos de derechos humanos, también disparó perdigones y munición real a los manifestantes que arrojaron piedras, incendiaron coches de policía y prendieron fuego a edificios públicos. Otras imágenes mostraban a mujeres prendiéndose fuego a sus velos, o cortándose simbólicamente el cabello, animadas por la multitud, en varias ciudades. Irán denuncia “complot extranjeros” detrás del movimiento de protesta, señalando con el dedo a Estados Unidos, su enemigo jurado. – “Rioters” – Su jefe de diplomacia, Hossein Amir-Abdollahian, criticó “el enfoque intervencionista de Estados Unidos en los asuntos de Irán”, acusándolos de apoyar a “los rioters”. La Unión Europea ha denunciado el “uso generalizado y desproporcionado de la fuerza” contra los manifestantes, y Berlín ha pedido a las autoridades iraníes que “no recurran a la violencia”. Condenando la “represión brutal”, Francia dijo que estaba examinando con sus socios europeos “las opciones disponibles en respuesta a estas nuevas violaciones masivas de los derechos de las mujeres y los derechos humanos en Irán”. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, denunció la represión de las protestas y dijo que se solidariza con las “mujeres valientes de Irán”. Y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó su “gran preocupación” por la “respuesta violenta (…) de las fuerzas de seguridad” así como por las “restricciones (…) a las comunicaciones telefónicas, Internet y redes sociales”. Pero las autoridades iraníes se mantienen firmes. El sábado, el presidente conservador Ebrahim Raisi instó a las fuerzas de seguridad a actuar “con firmeza contra quienes socavan la seguridad y la paz del país y del pueblo”. Tras él, el titular del poder judicial, Gholamhossein Mohseni Ejei, descartó cualquier “indulgencia” hacia los instigadores de los “disturbios”. No obstante, el Gran Ayatolá Hossein Nouri Hamedani, importante clérigo conservador y ferviente defensor del Ayatolá Jamenei, llamó a las autoridades a “escuchar las demandas de los personas”. Las protestas son las mayores desde las de noviembre de 2019, provocadas por la subida de los precios de la gasolina en Irán, que había sido duramente reprimida (230 muertos según informe oficial, más de 300 ac según Amnistía Internacional). fresa/vl/feb

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *